sábado, 28 de marzo de 2009

El tiempo y tú....


¿Cómo medimos el tiempo?, es curioso, pero una pregunta tan sencilla no tiene explicación, es cierto que algún físico podría venir con la cantinela del periodo que tarda no sé qué, no sé cuántos.... pero es mentira, el tiempo no se puede medir. Una noche de juerga con amigos puede transcurrir en un segundo, en un pestañeo, pero esa reunión de trabajo con tu jefe, no termina nunca. Ese es su magnifico poder.

Y esto hablando del tiempo actual, pero ¿y los recuerdos?, parece que fue ayer cuando fue mi primer día de colegio, de instituto, de universidad.... el primer vuelo en avión, el primer beso.... y como estos, mil días especiales más.

Así funciona el tiempo, está vivo, tan vivo como lo puedes estar tú.

Una cosa sí está clara, cada segundo que no uses será un segundo que desperdicies, por lo tanto haz siempre lo que te apetezca hacer.

6 comentarios:

Txispas dijo...

gran frase! cuánta sabiduría encierra este post... carpe diem!

Kabra dijo...

oscuro, el tiempo simplemente es relativo.

besos.

anna dijo...

El tiempo es el gran misterio de la humanidad, a veces corre y a veces parece parado, pero siempre se mueve..............

Un saludo

Oscuro dijo...

Así es, el tiempo hace lo que le da la real gana, es que es muy suyo el jodio y claro... no hay quién le dome.

Muchas gracias por pasaros

Yandros dijo...

Hola Oscuro, he leido un poco de tu blog y me gustó esta entrada.
Yo no sé si el tiempo se puede medir o no, si se puede pero no tenemos los instrumentos necesarios, lo que sí estoy seguro es que independientemente de que el tiempo sea inmutable o cambiante, lo cierto es que nuestra percepción de él es cambiante. A lo mejor tendríamos que preguntarnos cómo sentimos el tiempo.
Es parte de nuestro ser, no podríamos concebir la vida o la existencia sin el tiempo. Yo creo que es más dimensión aún que las espaciales, es como una especie de Dimensión Madre, y luego están las demás...
En fin, opiniones hay como estrellas
O como segundos
Saludos

Oscuro dijo...

Ummm, considero que el tiempo es y no-es (este es un concepto budista difícil de explicar, puede que algún día hable sobre él y sobre el que no sé si estás familiarizado).
Si bien existe pues conocemos y sentimos sus efectos a la vez digamos que no existe (es algo similar a lo que tú utilizas al decir que está por encima) puesto que en realidad es solo eso, una percepción.

Un tema interesante, sobre el que seguro profundizaré algún día.

Gracias por tu visita