miércoles, 25 de marzo de 2009

Algunas cosas se hacen tan nuestras que acabamos por olvidarlas...

Estamos tan acostumbrados a ellas, a su presencia, que no vemos lo importantes que en realidad son. Sólo cuando las perdemos, cuando vemos el vacío que dejan en nosotros, nos damos realmente cuenta de la falta que nos hacían.

4 comentarios:

anna dijo...

Cuanta razón tienes, es que hasta la cosa mas insignificante cuando no esta se hecha de menos...........ya no digamos algo/alguien importante......

Saludos

Txispas dijo...

toda la razón, nunca sabes para que vale ésa llave hasta que la tiras y días después encuentras el candado que abría. Ains el mundo...

aLba (*) dijo...

y es que nos damos cuenta de lo que queremos las cosas cuando se van alejando de nosotrs..

Oscuro dijo...

Muy bonito Txipas, la verdad es que lo de la llave me ha encantado.

Es que creo que en el fondo no hay nada insignificante, todo lo que es o está en tu vida tiene algo de importancia.

Gracias por pasaros