jueves, 10 de diciembre de 2009

Y en estas andamos...


Estamos a vueltas con la nueva ley del aborto y que las adolescentes puedan abortar sin consultarlo con los padres.

Tenemos la revocación de la llamada "ley Beckham" por la que los extranjeros cotizan menos a la seguridad social los primeros años de su estancia en España.

Por otro lado está la "Ley de la economía sostenible" que no solo no parece abordar los problemas reales de la sociedad sino que promete introducir unos cuantos, como el de saltarse a la torera unos cuantos derechos de los internautas.

Luego tenemos el caso de Aminatu Haidar, el de los cooperantes españoles secuestrados, antes el del pesquero, el Alacrana.

Todo el mundo debatiendo un tema un otro, pero aquí de lo que parece que todos nos olvidamos es que mientras en Europa la crisis parece estar ya superada, aquí en España ya tenemos que andar por el 20% de paro y subiendo.

A mí que la mitad de estas cosas no me parecen nada más que cortinas de humo para distraer al personal. Mientras debatimos si vamos a la izquierda o a la derecha, parece que el barco se está hundiendo sin que nos demos ni cuenta...

Y en estas andamos...

7 comentarios:

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

pues nada, mujeres y niños primero...

YoMisma dijo...

No era lo que hacía el imperio romano en época de crisis?¿?

Muchos más gladiadores en el Coliseo, para que las masas permanezcan entretenidas.

Saludos,
YoMisma

S. dijo...

Y lo que queda por venir creo yo...

Oscuro dijo...

¡¡Marica el último!!, que diría otro Bastet, jejejejeje.

Correcto YoMisma, es que está todo inventado ya...

Bueno S., siempre nos quedará el blog... jejejejeje

Un besito a las tres y gracias por seguir por aquí un día más

AdP dijo...

Hace unos años tuvimos un pequeño problema en casa. Vamos, se nos vino abajo parte del techo de la vivienda. ¿Cuál fue desde ese momento la mayor preocupación de la familia? Naturalmente, la obra del techo. ¿Dejamos de ocuparnos de las cosas cotidianas? Pues no: continuamos yendo a trabajar, haciendo la compra, lavando la ropa, limpiando la casa, estudiando para los exámenes, etc. ¿Dejamos de ocuparnos de las cosas menos cotidianas y de los pequeños imprevistos que surgieron? Pues no: tuvimos que llevar al taller el coche por una pequeña avería que tuvo, tuvimos que comprar otro ordenador porque el que teníamos empezó a echar chispas (literalmente), acudimos al hospital a conocer a la hija recién nacida de un familiar, etc.

Naturalmente, con el paso de los días, pese a seguir siendo nuestra principal preocupación, el asunto del techo ya no ocupaba tanto tiempo en nuestros pensamientos. Fue algo que poco a poco se iba asimilando. Sobre todo cuando empezaron a trabajar los albañiles para levantarlo otra vez.

Bien distinta hubiera sido la situación si los albañiles, en vez de hacer su trabajo, se hubieran dedicado a discutir entre ellos sobre la arena, sobre el cemento, sobre las vigas, sobre los andamios, sobre los palaustres, sobre las plomadas... eso sí, cobrando hasta el último céntimo a final de mes. Peor aún hubiese resultado todo si se les llega a pasar por la cabeza intentar convencerme de que si arreglaban antes la casa del vecino de al lado, banquero, la obra de mi casa sería mucho más sencilla de llevar a cabo. ¿Volvería a contratar a esos albañiles para una futura reforma de mi casa? Ni jarto vino.

Saludos.

Nadia dijo...

Demasiada información, tenemos demasiada información estúpida. A mi me da igual si lo hacen para despistar al personal... creo que nosotros somos los que debemos aprender a manejar la información que nos llega, y cada uno quedarse con lo que realmente le interese.

Un beso vecino!!

Oscuro dijo...

Me encantó tu símil AdP, muy agudo, jejejejeje.

Así es vecina, todo está ahí, pero no siempre es fácil verlo.

Un besito