domingo, 20 de diciembre de 2009

Pie


Ayer tuve un curso del arte marcial que practico y nos dimos cera para aburrir, siendo por otro lado más o menos lo que suele suceder siempre, aunque este fue un poco especial, porque vino un amigo de mi maestro el cual tiene una forma bastante peculiar de entrenar, forma que me encanta dicho sea de paso y disfruto mucho siempre que nos visita.

Total que disfruté bastante con el curso, eso sí, acabé algo magullado, jejejejeje. Bueno, lo más correcto sería decir que salí casi sin poder ni andar. Al darle una patada a un compañero mi dedo meñique del pie derecho digamos que quedó un tanto maltrecho, básicamente se quedó mirando para el lado contrario del que debía, jejejejeje, total, me lo volví a poner en su sitio y seguí entrenando un rato más.

Ayer me molestaba al pisar y eso, pero hoy ya parece que está como nuevo, eso sí, tengo medio pie morado, jejejejeeje.

Gajes del oficio

9 comentarios:

VERONICA dijo...

No seas animalito y vete al médico.

Un besote.

Eurice dijo...

Las artes marciales siempre me han parecido una forma de pelear con cortesía, esos saludos antes y despues son muy explicitos...pero, siempre hay consecuencias, asñi que vigila ese pie.
Felices fiestas Oscuros pasalo de lujo ¿oka?
Abrazos

S. dijo...

me encantaría saber dar pataditas kiaaa kia

Oscuro dijo...

Resulta que una chica que entrena conmigo es médico y me lo vio y me dijo que no era nada, que se me habría salido y que lo que hice fue volverlo a colocar en su sitio. Aunque para más seguridad Verónica, fui a urgencias y allí me dijeron lo mismo.

Así es Eurídice, aunque para ser exactos lo que yo hago siempre es defenderme. En cuanto a las consecuencias... pues sí, ya me pasó algo similar en el pulgar de la mano y en del otro pie también. Como trabajamos con manos y pies desnudos pueden suceder cosas así, pero bueno, así se fortalecen.

Pese a que mi arte marcial no sea muy prolífica en patadas (no es Taekwondo), mi maestro es de la opinión de que uno debe utilizar todos los recursos de que disponga y si eres bueno con las piernas, pues tienes que usarlas también. Yo, un poco por naturaleza y otro poco por entrenamiento (tanto Yoga y tanta leche tiene que valer para algo) tengo cierta elasticidad, por lo que soy muy bueno con las patadas, así que querida S. cuando quieras practicamos

Un besito a las tres

YoMisma dijo...

A mi también me encantaría saber dar tortas, fijo que relaja un montón, y tener la tranquilidad que saber que puedes tratar de defenderte también me anima...

Pero por ahora solo lucho contra la pereza :D

Pues nada a seguir recuperandote para la siguiente sesión !

Saludines,
YoMisma

Oscuro dijo...

Pues nada YoMisma, todo es ponerse. Yo empecé un poco por casualidad ya de adulto, no es algo que me venga ya de niño, cuando es típico apuntarse a kárate o a judo (que yo no lo hice), jejejejeje.
Nunca es tarde para empezar.

Un besito YoMisma

Laura dijo...

A mi me paso en el meñique de la mano... ahora tengo excusa cuando bebo cafe para mantenerlo tieso...antes no!!! jejeje cuidate!!! besos

Oscuro dijo...

Jejejejejejeje, me parto Laura, jejejejeje. A mí me pasó en el pulgar de la mano izquierda y ahora puedo abrir mucho más ese dedo. Me explico, si intentas formar una L con el índice y el pulgar, yo consigo que la parte de abajo de la L supere el ángulo que formo con la otra mano (mucho además)

Un besito Laura

Laura dijo...

jajajaja voy a intentarlo.... besos