martes, 15 de diciembre de 2009

La vida


La vida tiene sus cosas, ¿qué os voy a decir yo que no sepáis ya?

Hoy no disertaremos sobre la vida, tal vez otro día... hoy tan solo hablaré de lo efímera que puede ser.

Ayer, al hermano de una amiga le dio un síncope, no sé cómo llamarlo exactamente, pero el caso es que cayó redondo al suelo con los ojos en blanco, a punto estuvo de partirse la cabeza contra un jarrón. En esos instantes el corazón se le paró, dejó de latir.

El hermano de mi amiga tiene 18 años, sólo 18 años.

Por fortuna su corazón volvió a latir y hoy está vivo para contarlo, pero estas cosas dan que pensar, al menos a mí. Con 18 años y la muerte estuvo tan cerca de él...

Supongo que esto ha de ayudarnos a todos a valorar un poquito más la vida.

6 comentarios:

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

la vida tiene sus cosas y te mueres cuando te toca. punto. no hay más.

a mí es que estas cosas me rallan.

que aproveche su oportunidad.

besos.

VERONICA dijo...

Sí, a todos debería darnos un sincope de esos de vez en cuando, para que valoremos la vida y sepamos vivir al día. Mea culpa. A mi la primera.

YoMisma dijo...

Tantos planes, tantas cosas que evitas porque son malas para la salud, y a lo mejor no te da tiempo a tener los beneficios de tanta previsión.

La verdad es que desconcierta, porque seguro que si vivimos al día, tendremos demasiados días para arrepentirnos. :S

Saludos,
YoMisma

S. dijo...

por eso pienso que la vida es para vivirla intensamente y disfrutar de ella cada segundo.
Un beso amor

Laura dijo...

La vida esta llena de sincopes diarios, que vamos sorteando... quiza llevemos un angel al lado, encima del hombro que nos acompaña a todos sitios sin nosotros saberlo...
La vida son dos dias y a veces uno, lo pasamos durmiendo...
Somos tan ignorantes a veces al no darnos cuenta de esto... hablo por propia experiencia.
un beso

Oscuro dijo...

Pues no te ralles Bastet, que tampoco es para eso :D

Bueno bueno Verónica, tampoco me exageres, que tampoco es plan de que le vayan dando a uno síncopes cada dos por tres, jejejejeje.

Nunca sabe uno como acertar, eh YoMisma?, jejejejeje. El caso es que yo espero arrepentirme de poco en la vida.

Esa es mi S. así se habla.(Qué bonito eso de amor, me ha encantado ;) ).

Es cierto Laura, en muchas ocasiones casi ni nos damos cuenta lo cerca que estuvo la muerte de nuestro lado. Cada nuevo día es un pequeño milagro.

Un besito a todas y gracias por seguir ahí