jueves, 18 de agosto de 2011

Dolor de garganta


Resulta que la garganta es mi punto débil, mi talón de Aquiles.

Lo cierto es que ha sido así toda mi vida, o al menos, desde que tengo memoria. En cuanto me descuido un poco las amígdalas se me irritan y, dependiendo del grado, me da fiebre.

Supongo que lo razonable sería ir al médico, a mucha gente se las quitan y santas pascuas, pero como en mi familia tenemos poca costumbre de visitar a los "matasanos" pues con ello vivo.

La verdad es que no me supone mayor problema, siempre que me cuide de no beber cosas frías mi salud no se resiente, y aunque lo haga, por un par de día con dolor de garganta tampoco se muere nadie.

Todos tenemos nuestras debilidades supongo... pues esta es la mía.

3 comentarios:

Jenn dijo...

Con que tu talón de Aquiles, eh??? Hay que cuidarse!!

Yo tampoco soy de médicos, no tengo nada en contra suya, pero no me gusta ir a verles ;)

Besitos.

PD: La miel con limón es buena para la garganta ;)

Jenn dijo...

Se me ha olvidado señalar el seguimiento.... Ejem :P

Oscuro dijo...

Lo mejor para la garganta (y para todo) es la buena compañía, jejejejeje ;)

Ya me encuentro algo mejor, pero sigo sin estar para cantar ópera.

Un besito