domingo, 24 de mayo de 2009

Mira lo que un libro provoca...


"Hemos de ser todos iguales. No todos nacimos libres e iguales, como dice la Constitución, sino todos hechos iguales. Cada hombre, la imagen de cualquier otro. Entonces, todos son felices, porque no pueden establecerse diferencias ni comparaciones desfavorables. ¡Ea! Un libro es un arma cargada en la casa de al lado. Quémalo. Quita el proyectil del arma. Domina la mente del hombre. ¿Quién sabe cuál podría ser el objetivo de la mente de un hombre que leyese mucho? ¿Yo? No lo resistiría ni un minuto."

Fahrenheit 451

No leas, no sueñes, no pienses...

4 comentarios:

Yandros dijo...

Que manía con controlar lo incontrolable, con poner barreras al tsunami de creación.
Ya os lo dije, el Orden excesivo, la ncesidad imperiosa de control es tan malo como el Caos absoluto. Sólo que el último no te pone reglas, todo vale jajaja
Un abrazo!

Dafne dijo...

El libro la libera,ese es el temor del opresor.
Me han hablado de esta película,y la verdad, es que me apetece mucho verla,cuando tenga tiempo...
Un beso

Oscuro dijo...

Ya ves Yandros, el hombre y sus manías....

Pues yo no sé cómo será la película (porque no la he visto), pero pocas superan al libro en el que se basan, así que Dafne te recomiendo siempre el libro (además ese sí lo he leído, jejejeje).

Un besito y gracias por pasaros

Txispas dijo...

En parte estoy de acuerdo... sí ya lo sé, ahora me explico.

Estoy de acuerdo en controlar lo que leen los pequeños, el tipo de lecturas que tengan condicionaran sus ideas, así que hay que "filtrar" un poco. Pero una vez llegados a adultos considero que la libertad de elegir un libro u otro debería ser un derecho inalienable.